Todo envío marítimo, terrestre o aéreo internacional debe cumplir con los impuestos del despacho aduanero de cada país. El despacho aduanal es el acto de pasar las mercancías por la autoridad encargada para facilitar el movimiento de la carga hacia un país (importación) y fuera del país (exportación).

Además, se expiden un documento emitido por la autoridad aduanera a un embarcador que indica que se han pagado todos los derechos y que las mercancías del embarcador están despachadas para la exportación. Un funcionario de aduanas examina la documentación que cada país exige. Estos documentos deben ser profesionales, específicamente la etiqueta de envío y la factura comercial.

Los cargos de aduana también incluyen cualquier costo acumulado como resultado de la retención de mercancías en la aduana, por ejemplo, cuando tienen que inspeccionar el contenido de la mercancía. Es posible que también deban pagar por el almacenamiento en caso de que los bienes se retengan por más tiempo de lo debido.

Después el envío pasa por la aduana una vez que se pagan todos los aranceles. Una vez que se completa el despacho, el servicio de mensajería elegido transporta el envío desde la aduana hasta el destino final.

Recuerda que estos pasos tienen que ser supervisados por un agente autorizado por las leyes y saber todo acerca del cálculo correcto de impuestos.

Aprende más sobre este tema siguiendo a: Vantec Logistics México.